viernes, 15 de agosto de 2014

LOS CIGARRILLOS SON MÁS ADICTIVOS QUE HACE 50 AÑOS.

Cacao, mentol y diversos azúcares son algunas de las sustancias que se agregan para potenciar la dependencia de los fumadores.    
Las firmas añaden cerca de 600 productos para lograr que los cigarrillos sean más adictivos. La mayoría de las empresas no reconoce esta realidad y advierte que los aditivos usados están habilitados para el consumo humano.

En una nota que publicó El País oportunamente, un profesor de la Universidad de California - Los Ángeles que publicó un estudio llamado Efectos farmacológicos y químicos de los aditivos de los cigarrillos, Michael Rabinoff, explicó que un 10 por ciento de la composición de un cigarrillo se corresponde con aditivos.

"Un 90% de cada cigarrillo es tabaco, ya de por sí adictivo y cancerígeno, pero un 10% son aditivos, compuestos químicos de los que sabemos muy poco. Las tabacaleras están realizando un experimento a gran escala con millones de personas", subrayó el científico.


 
Más del 90% de los productos están declarados oficialmente como aromas, pero el presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, que agrupa a 40 sociedades médicas, Rodrigo Córdoba, precisó: "Ésa es la versión oficial, pero no cuela. Mucha literatura científica demuestra que el principal fin es aumentar la adicción".
 En ese orden, el mencionado artículo, retoma la declaración de un experto del Laboratorio Agroalimentario de la Junta de Andalucía que ha analizado la composición del humo y del alquitrán de los cigarrillos para su demanda contra las tabacaleras: "Los cigarrillos son una obra de ingeniería para aumentar la adicción. Las tabacaleras van años por delante de nosotros y aunque afirman que la mayoría de los compuestos son aroma, en realidad tienen otras funciones, muchas de las cuales las desconocemos", sostuvo la fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario